• por Brian Cienfuegos

La neoliberalizacion de nuestro país ha llegado a un punto en el que sus matices se pueden observar sin hacer ningún esfuerzo. La lógica del “salvase quien pueda” ha pasado de la metáfora a la materialización. Si a Goyeneche en Paraná lo mato la yuta por estar “drogado”, y la respuesta de una buena parte de la sociedad es la justificación, no es de sorprender que en Rosario se celebre que una persona en situación de calle muera robando cables y se viralice su cuerpo quemado por la gran descarga eléctrica que recibió.

Pero esta cultura es tranversal a todas las contradicciones que tiene esta sociedad capitalista. Así, para un obrero que trabaja en el sector privado, si los trabajadores del sector publico son afectados por las políticas de vaciamiento del gobierno de LLA y el Pro, es un ajuste necesario, y los obreros en lugar de protestar deberían buscar un laburo que les genera mas ingresos y mejores condiciones de vida.

Individual o colectivo

Lo que esta en juego detrás de esta lógica es el dinero, la acumulación de riqueza y la salvación individual. Las salidas que propone este modelo neoliberal son las de pisar cabezas para sobrevivir. Y cuando hablo de pisar cabezas es no metafórico.

Ya no solo se promueve ser un “esquirol” rompe huelgas denunciando a tus compañeros que paran y salen a protestar. Para salvarse hay que encerrarse en una burbuja, donde no nos involucremos en lo que pasa incluso en nuestro barrio. Así, si la policía revienta a un pibe, yo no puedo hacer nada pues “algo habrá hecho”, si se quema el ambiente, mas importante son las ganancias de la inmobiliaria.

Frente a ello siempre se ha planteado una salida colectiva, donde la organización en unidad de la clase obrera sea la que resuelva los problemas de nuestra clase frente a un Estado administrado por la clase burguesa. Por ello hablamos de lucha de clases.

En este sentido, todos aquellos obreros que colaboren con la clase opresora, para nosotros son considerados traidores. La salida individual es una practica lumpen, en términos marxistas, y por ende es un cáncer que hay que extirpar en la clase obrera.

Sin la organización en unidad de la clase obrera, la mayoría de derechos que hoy gozamos no existirían y los niveles de explotación serian mayores.

Socialismo o muerte

La clase media que ascendió a clase burguesa usando el Estado para hacer negocios durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner nos hablan de volver a la “década ganada”. ¿Década ganada para quien? Los que tenemos mas de 25 años recordamos no solo las brutales represiones del peronismo a la clase obrera, si no también los famosos “YoNoParo” que promovía el kirchnerismo.

Lo que diferencia a los 12 años del kirchnerismo del resto de gobiernos que vinieron después es que se cambio neoliberalismo por proteccionismo. Es decir, se defendió los intereses de la burguesía nacional por sobre los de la burguesía internacional y sus socios locales, la llamada oligarquía argentina.

Nosotros, que no vamos a ocultar nuestro llamado a votar al peronismo contra Milei, no coincidimos hoy, que las contradicciones se han profundizado, que la salida sea nuevamente la conciliación de clase contra el “capitalismo foráneo” – como lo definió Evita. Por el contrario, el escenario nos exige a radicalizar las luchas y unificar la organización de la clase trabajadora en todo su conjunto.

Hasta 2019 era normal ver a la izquierda popular hablar de socialismo, desde su correcta integración al frente del PJ para derrocar a Macri y sus políticas, parece ser que dicha izquierda ya no discute al capitalismo proponiendo una salida socialista. Nosotros creemos que Fidel Castro tiene razón.

Contra el capitalismo

Hablamos de la cultura del odio, la discriminación de clase, la salvación individual, todas salidas promovidas por el capitalismo para mantener las relaciones de producción y el Estado burgués a salvo. No queremos enriquecer explotando a otro, queremos superar al modelo de producción por uno nuevo que no se base en la explotación del hombre por el hombre. Dijimos socialismo.

Por eso militamos, por las mismas oportunidades para todos, humanizando la sociedad, organizando a la clase obrera, acumulando fuerzas, construyendo poder popular hasta tomar el Estado y superar las contradicciones del capitalismo y sus formas.

No podemos pensar que el enemigo es de al lado, el enemigo no se muestra, actúa sobre las sombras manejando a sus títeres, los partidos burgués y sus dirigentes. Y ahora, que tanto liberales como algunos peronistas ortodoxos se nos ríen y juegan a “domarnos”, no esta demás recordarles:

Desde el octubre rojo en la Rusia zarista al 4 de febrero venezolano, todos los procesos revolucionarios socialistas han sido producto de la imposibilidad de las administraciones burguesas para ordenar el capitalismo y recuperar la temporal conciliación de clase. El capitalismo no se puede recuperar desde 2008, si nos organizamos en unidad, esta vez quienes reiremos seremos nosotros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede que te interese

Vamos a trostkearla: respuesta a la izquierda trotskista – y peronista –

Ante las duras críticas recibidas en nuestro último posteo, vamos a hacer…

VIDEO: ¿Quién es Victoria Villarruel? La diputada negacionista de Javier Milei

Hoy te contamos quién es Victoria Villarruel, la diputada negacionista y filofascista…