• por José Sagasti.

El 16 de diciembre de 1993 se produjo el Santiagazo, la primera gran revuelta popular contra el menemismo. Fue el antecedente a otra gran rebelión como la acontecida en Cutral-Có y en Tartagal, años más tarde. Este fenómeno se iría extendiendo a todo el país.

En 1991 había asumido Cavallo como Ministro de Economía y se anunciaban privatizaciones y ajustes mientras la CGT amagaba con planes de lucha y paros, pero terminó vendiéndose a la política neoliberal de Menem.

Durante los primeros años menemistas, la hiperinflación, el congelamiento de las jubilaciones y de los salarios pulverizaron el poder adquisitivo de la clase trabajadora. A esto, había que sumarle las privatizaciones y el desguace del Estado que avanzaba a toda velocidad al mismo tiempo que se destruía el sistema ferroviario y aumentaba el desempleo.

En 1993 se dio el primer ajuste grande que afectó a las provincias, que ya habían perdido los polos de desarrollo de los ferrocarriles y de las empresas públicas de acero, gas, carbón y petróleo. El 16 de diciembre, los trabajadores del Estado de Santiago del Estero agrupados en la CTA, ATE, docentes, judiciales y municipales, habían convocado a un acto de protesta por el atraso salarial. A ellos se sumaron cientos de vecinos y vecinas que incendiaron la Casa de Gobierno, los tribunales y saquearon las casas de los políticos locales, empezando por la del ex gobernador Carlos Juárez. El desborde social fue de tal magnitud que no alcanzó la policía y desde la casa de uno de los diputados aparecieron encapuchados a dispararles a los manifestantes desde la terraza. Habían contratado matones a sueldo para detener al pueblo.

El Santiagazo implicó una furia popular que duró dos días ante un modelo de hambre, exclusión y entrega que estaba en su máximo esplendor, puesto que luego Menem sería reelegido. Si bien esa revuelta sirvió de puntapié para las rebeliones del fin del menemismo y para enfrentar a De la Rúa, el Santiagazo fue derrotado y se debe aprender de las lecciones de la historia, más aún cuando estamos en los albores de un cuarto ciclo neoliberal encabezado por Milei.

¿Por qué fracasó el Santiagazo? En nuestra opinión, se debió a la falta de un programa alternativo al neoliberal. Recordemos que, por aquella época, casi nadie discutía la Convertibilidad, ni la Alianza que surgiría en 1999. Las clases populares solo tenían la rabia y la impotencia contra el saqueo neocolonial, pero faltaba el lineamiento político y la dirección de esa revuelta hacia una perspectiva de transformación de la realidad social. Además, durante los primeros años del menemismo, afloraron diversos focos de resistencia y protestas, pero siempre estaban aisladas las unas de las otras: estatales, por un lado, petroleros y ferroviarios, por el otro. Esta falta de unidad en la lucha y en las consignas hicieron que el neoliberalismo pudiera derrotarlas una por una.

En 2023 la historia parece querer repetirse en términos del programa propuesto por Milei. Su estafa radica en que el ajuste no lo pagará la casta, sino el pueblo trabajador. La casta empresaria, judicial, financiera y política está de su lado. Es más, su actual aliado Schiaretti fue interventor de Santiago del Estero, tras la rebelión popular.

Para honrar al Santiagazo, no debemos repetir la historia. Se requiere la más amplia unidad social entre todos lxs agredidxs por las políticas de Milei. Se deberá extremar la solidaridad con todxs los que sufran el ajuste mediante actos concretos: marchas, huelgas y a través de todas las herramientas democráticas que surjan de la creatividad popular. A esa unidad social se la debe galvanizar con un nuevo programa audaz que ofrezca futuro para salir de esta encerrona porque, como cantaba Attaque 77, por aquellos años 90, “amargo el obrero no puede continuar.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede que te interese

Vamos a trostkearla: respuesta a la izquierda trotskista – y peronista –

Ante las duras críticas recibidas en nuestro último posteo, vamos a hacer…

VIDEO: ¿Quién es Victoria Villarruel? La diputada negacionista de Javier Milei

Hoy te contamos quién es Victoria Villarruel, la diputada negacionista y filofascista…