Ahora que estamos en crisis de representatividad, nos quieren hacer creer que no tenemos derecho a defender lo que es nuestro. La libertad de la que ellos hablan no es otra que la libertad de explotar. Nuestra libertad es la de liberar a la clase obrera de la explotación capitalista.

“Como vas a ser comunista/socialista en un país peronista?” y “que ganas de nunca ser feliz”, son algunas de las chicanas mas comunes de nuestros compañeros, los justicialistas. La verdad es que, nosotros estamos en una crisis zarpada desde hace años y mas bajo no se puede caer, mas bajo es la disolución de las izquierdas y eso no va pasar.

Ahora bien, quienes están preocupados por el acercamiento del Partido Justicialista al gobierno de Milei, con la ya integración de personajes como Daniel Scioli o Guillermo Francos, son ellos y no nosotros. Los que tienen una enorme crisis de representatividad y proponen a un gran y querido influencer como conductor del movimiento son ellos. Y es que no existe el capitalismo humano del que habla Cristina Kirchner, y en todo caso quien materializo ese termino como “Ministerio del Capital Humano” es Javier Milei, por lo que a nosotros no nos sorprende que el PJ se integre al nuevo gobierno de ultra derecha. Son los intereses de clases.

El problema nuestro es que no nos animamos a dar el salto adelante. Pues, incluso criticándolos duramente como hacen el PTS y el PO, somos los hijos menores del Movimiento Nacional Justicialista. De momento, el único partido de izquierda con relativa representatividad al que le hemos escuchado hablar de la necesidad de gobernar es al MST pero integran el FIT-U, cuyo partidos hegemónicos han decidido ponerle trabas a la unidad de la izquierda.

La libertad de la clase obrera no va avanzar con Milei, la única libertad que avanzara será la de los explotadores. Habrá un descontento, mayor al que venimos viendo en estos años, y si no lo acaparamos, quizás Mark Fisher tenga razón con eso de que «es más fácil imaginar un fin al mundo que un fin al capitalismo».

La izquierda tiene que dar respuesta a los problemas de la clase obrera, no puede reducirse a meros discursos y consignas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede que te interese

Vamos a trostkearla: respuesta a la izquierda trotskista – y peronista –

Ante las duras críticas recibidas en nuestro último posteo, vamos a hacer…

Rosario: el radicalismo sigue gobernando la ciudad, aunque no sin dificultades

El pasado domingo se llevaron a cabo las elecciones en la provincia…

Deng Xiaoping: La liberalización burguesa significa tomar el camino capitalista

Pronunciado: Mayo y junio de 1985.Versión en castellano: Traducción de María Eugenia Gantus.Versión dígital: Proyecto Observatorio…